162020Abr

El Centro de Nanotecnología probará sus materiales antimicrobianos frente al coronavirus

El complejo de El Entrego realizará el estudio en colaboración el Hospital Monte Sinaí

El Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN) probará el uso de materiales antimicrobianos como medida de prevención y contención del virus COVID-19. El proyecto se desarrollará en colaboración con la Universidad San Pablo CEU y el Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

Así lo explicaron los responsables del CINN, que tiene su sede en El Entrego: «El tiempo de supervivencia y las condiciones de la viabilidad del virus SARS-CoV-2 en el medio ambiente son todavía desconocidas. Comienzan a publicarse estudios en los que se evalúa su permanencia y su capacidad infecciosa en distintos tipos de superficies, que se sabe, actúan como reservorios del agente patógeno facilitando su propagación y contagio tanto dentro de entornos hospitalarios como en ambientes comunitarios».

Desde el CINN remarcaron que «el mantenimiento de un buen nivel de bioseguridad ambiental pasa inevitablemente por prevención y control de las infecciones. Sin embargo, la realización de una eficaz desinfección química rutinaria es difícil porque los desinfectantes deben ser aplicados correctamente y se deben mantener en contacto con las superficies durante tiempos prolongados para garantizar la completa desinfección. Además, muchos materiales no pueden ser tratados con ese tipo de productos. En algunos casos, incluso esta etapa de limpieza y desinfección, al tener esta un efecto residual limitado, no logra garantizar la completa erradicación del agente patógeno, lo cual supone un riesgo para la propagación del virus».

El proyecto aprobado está dirigido por los científicos del CINN Adolfo Fernández y Belén Cabal, y cuenta con la financiación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). «El proyecto propone una nueva vía para poder garantizar una disminución de la transmisión de este agente patógeno mediante el desarrollo de superficies cerámicas, metálicas y polímericas capaces de reducir el tiempo de supervivencia del virus SARS-CoV-2 sobre las mismas o inactivarlo. Para ello se emplearán materiales antimicrobianos inorgánicos ya desarrollados por el CINN (vidrios/ vitrocristalinos con alto contenido en óxido de calcio o en óxido de zinc, nanopartículas soportadas de plata o de cobre) y cuya eficacia frente a otro tipo de patógenos ha sido ampliamente contrastada tanto en estudios in vitro como en estudios in vivo. Los ensayos de sensibilidad de estos materiales frente a SARSCoV-2 se llevarán a cabo en colaboración con el virólogo Dr. Estanislao Nistal Villán de la Universidad San Pablo CEU y con el Dr. Adolfo García Sastre del Departamento de Microbiología del Hospital Monte Sinaí de Nueva York».

Noticia en prensa